Primer Juzgado Mixto de Espinar admite segunda demanda de amparo por omisión de consulta previa

Gobierno peruano no impulsó la Consulta Previa a comunidades campesinas por el proyecto minero de Antapaccay en Espinar

El juez del Primer Juzgado Mixto de Espinar Edwin Florencio Cruz Domínguez, admitió la Demanda de Amparo de “Omisión de Consulta Previa” presentada por varias Comunidades Campesinas de Yauri como Alto Huarca, Alto Huancane, Huini Corocohuayco y Huancane Bajo, las comunidades mencionadas denuncian que no fueron consultadas (Bajo la ley de la Consulta Previa) para el desarrollo del proyecto minero Antapaccay (Glencore) que viene implementándose hace más de siete años en la zona.

Esta es la segunda demanda que se presenta contra la Empresa Minera Antapaccay por falta de consulta previa, medida que está siendo respaldada por la Federación Unificada de Campesinos de Espinar (FUCAE), con la defensa legal a cargo de Derechos Humanos Sin Fronteras (DHSF), el Instituto de Defensa Legal (IDL) y con el apoyo de CooperAcción.

El primero de diciembre del 2017 las Comunidades Campesinas de Espinar interpusieron  demanda de acción de amparo,  por la sistemática omisión de consultar la aprobación de exploración y los estudios de impacto ambiental del proyecto minero Antapaccay, vulnerando el Derecho Constitucional  a la Consulta Previa. Después de más de cuatro meses, mediante resolución Nro. 01 del 5 de marzo del 2018 el Primer Juzgado Mixto de Espinar ha dado respuesta a esta demanda, dando por admitida el proceso constitucional de amparo.

Esperamos que este hecho no solo represente la admisión de la demanda; sino también se  pueda hacer un análisis sensato, responsable, legítimo, fundado y justo,  con la debida celeridad procesal que merece el caso.

Algo Más:

Como se sabe el proyecto minero Antapaccay ha sido cuestionado duramente por varias familias de la comunidad de Alto Huarca y por la sociedad en general; familias que únicamente solicitan el respeto de sus derechos,  en las últimas semanas, las denuncias van desde abuso y  violencia por parte de fiscales, efectivos de la PNP y seguridad de la mina, que con total descaro actúan vulnerando el irrestricto derecho de la dignidad humana, hasta cuestionamientos por el desvío del Rio Jutumayo para ampliar las operaciones de la minera Antapaccay, que también transgreden derechos  medio ambientales.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*