Espinar en medida de lucha, las demandas no atendidas detrás del bono solidario

Por: Estrella Peña – Área de Derechos Colectivos y Medio Ambiente

El 20 de julio en una reunión extraordinaria exigida por la población, el Comité de Gestión del Convenio Marco aprueba el bono solidario de 2000.00 (dos mil soles con 00/100) para las familias de la provincia de Espinar con fondos del Convenio Marco[1]. Esto ha generado gran expectativa, así como críticas y aplausos a nivel regional y nacional, pero es necesario conocer el trasfondo de este pedido y las otras agendas que son consideradas por la población k’ana como legítima y democrática.

Primero, durante varios años las organizaciones sociales de base y comunidades campesinas han denunciado supuestas sobrevaloraciones en los proyectos que se ejecutaban con fondos del Convenio Marco, a raíz de ello la población desde hace algunos años ha exigido que Fundación Tintaya no sea ente ejecutor de proyectos, similar situación se dio en esta ocasión donde han exigido que se conforme un comité auditor para dar seguimiento a los proyectos que se ejecutarían con fondos del Convenio Marco y su respectiva rendición de cuentas.

A la fecha Espinar se encuentra percibiendo el XVII aporte y, no se ha realizado rendición de cuentas de ningún anterior aporte. La falta de transparencia de los saldos de proyectos ejecutados y los anteriores aportes están motivando a la población a preguntarse ¿Cuán efectivo está siendo la labor del comité de gestión en cuanto a la fiscalización del presupuesto de la población? ¿Los proyectos ejecutados con estos fondos está funcionando y/o beneficiando como se tenía previsto?.

Un segundo elemento a considerar es que la población de Espinar lleva más de 40 de años conviviendo con la minería y las personas mencionan que no perciben el desarrollo prometido, en cambio a diario se vive con los impactos al ambiente y a la salud por metales tóxicos en su organismo esto se puede corroborar revisando los resultados de los análisis de CENSOPAS de varios dosajes realizados en sangre y orina, además del reciente estudio publicado en el 2021 por Amnistía Internacional y Derechos Humanos Sin Fronteras a 150 personas, que evidenciaron casos con niveles de plomo, cadmio, arsénico, mercurio y manganeso[2]. Además de todo esto, los espinarenses sufren el desinterés del Estado por abordar sus problemáticas, la dejadez de sus autoridades locales y una empresa minera que, según argumenta la población, generaría divisionismos y más pobreza.

Un tercer punto es que las familias han percibido el alto costo de vida a consecuencia de los impactos de la pandemia y la crisis alimentaria que se aproxima con mas fuerza, asimismo, en una provincia con presencia minera los costos son más altos que en una provincia sin minería por cuanto ha bajado su capacidad adquisitiva, lo que genera que la minera continúe percibiendo ingresos cada vez en aumento debido al alto precio de los minerales en los últimos años de pandemia[3].

Por todo ello la población solicitó 1) la reformulación del convenio marco (esto se viene exigiendo hace ya un tiempo atrás, pero no hay avances importantes), 2) auditoria a los fondos del convenio marco y 3) el bono solidario de 2000.00 (Dos mil soles con 00/100), ya que “es mejor entregárselos a cada espinarense a que se beneficie a unos cuantos”, sostienen. En este caso el bono viene a ser lo más democrático y beneficioso para todos y evitaría los malos manejos que se estaría dando a los fondos, considera la población.

ESTADO DEL BONO: APROBACIÓN Y NO IMPLEMENTACIÓN DE ACUERDOS

Luego de haberse aprobado el bono, el soporte técnico del Convenio Marco no presentó mayor avance, según las organizaciones sociales de base, para el mes de agosto. La población se levanta nuevamente en una protesta de cinco días, producto de ello se tuvieron personas heridas y denunciadas; estos hechos se pudieron evitar solo con la presencia y transparencia del presidente del comité de gestión (el alcalde provincial), pero en nuestro país existe la mala práctica de atender las demandas después de estallado el conflicto y no optar por prevenirlas, días después, el alcalde de la provincia de Espinar recién opta por reunirse con la población acompañado del soporte técnico, para sostener que no se tiene fondos para toda la población espinarense y que se beneficiaría únicamente con el bono a la población que este en vulnerabilidad. En consecuencia, la población mostro su disconformidad, por no ceñirse al acuerdo aprobado por unanimidad. La reunión concluyo en que en su totalidad los fondos del XVIII aporte que son 59 millones 201 mil ,879 soles[4], irán directamente para el bono solidario y si faltara, entonces, se solicitaría a la empresa minera que regularice el XIX aporte.

Días después el soporte técnico comunica públicamente que se realizará el empadronamiento de beneficiarios para el bono, generando una gran incertidumbre y desesperación en la población, por cuanto no estaba contemplado en los acuerdos colectivos y menos en el plan de trabajo del proyecto “Mejoramiento de la capacidad adquisitiva post-pandemia de la población de los 8 distritos de la provincia de Espinar- Cusco”, nombre con el cual es denominado el proyecto por el segundo bono solidario. Esta acción improvisada por parte del soporte técnico, generó fuertes observaciones puesto que muchos espinarenses estaban quedando fuera de percibir el bono. Esta es la segunda vez que no se cumple los acuerdos, por ello, la población exigió una nueva reunión del comité de gestión, esta reunión se programó para el 13 de septiembre, donde no participaron los representantes de las organizaciones sociales de base, los mismos que estaban fuera de la municipalidad junto a la población exigiendo que se dé cumplimiento a los acuerdos, se pedía una reunión pública, siendo esta la tercera vez que la autoridad edil no cumplió los acuerdos.

Estos incumplimientos están generando un fuerte rechazo al alcalde ya que consideran que se pretende dilatar el proceso para traspasarlo a la próxima gestión. Existen experiencias en la historia de Espinar en donde se juega al cansancio y al tiempo y, los resultados son lamentables; por ello creemos que, si no se atienden las demandas de la población de manera efectiva y se continua con la apertura de reuniones apaciguadoras y bajo presión, el conflicto se agudizará y se volverá incontrolable con resultados muy lamentables.

La población continua en medida de protesta pacífica exigiendo una reunión ampliada, en la que se explique la actitud tomada por el alcalde y esclarecer la modalidad en la cual se beneficiara con el bono solidario le han dado al alcalde tiempo hasta el próximo lunes. Espinar aún busca entablar el dialogo, como mecanismo de solución, sin embargo, se prevé que esto no será por mucho tiempo debido a los reiterados incumplimientos de acuerdos por parte de la autoridad edil.

[1] Enlace de página de redes sociales donde se llevó a cabo la reunión. Disponible en: https://fb.watch/fy2nPnkdrI/

[2] Estado de Salud Fallido; Emergencia de salud en pueblos indígenas de Espinar, Perú, 2021.

[3] https://www.cepal.org/es/enfoques/evolucion-precios-recursos-naturales-exportacion-america-latina-caribe

[4] Informe presentado por el soporte técnico al comité de gestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.