Algunas reflexiones sobre los lineamientos que propone el MINSA sobre el tema de salud pública y metales tóxicos en el país.

Algunas reflexiones sobre los lineamientos que propone el MINSA sobre el tema de salud pública y metales tóxicos en el país.

Por: Karem Luque /Bióloga de DHSF – Cusco.

Antecedentes

A propósito del documento técnico que propone los “Lineamientos de la Política sectorial para la atención integral de las personas expuestas a metales pesados y otras sustancias químicas” – R.M. 718-2018/MINSA, que recientemente fue publicado, queremos destacar algunos aspectos del documento y del proceso previo que hemos tenido a nivel de discusión sobre las políticas públicas en materia de salud pública y metales tóxicos.

En noviembre del año 2017 hemos iniciado la apuesta por articular a las poblaciones afectadas y expuestas a metales, metaloides y otras sustancias químicas tóxicas, quienes durante años han venido exigiendo al Estado atención inmediata y especializada a su salud. Como se sabe la mayoría de los afectados se encuentran en zonas donde existe actividad minera y petrolera. Muchos de estos casos por ejemplo se encuentran en Cerro de Pasco, La Oroya, Cusco, Loreto, Puno, Cajamarca, entre otros.

Los afectados de estas regiones se han constituido en una especie de plataforma de afectados a la salud por metales tóxicos y con el apoyo de varias ONG’s han elaborado planes y propuestas de políticas públicas que fueron alcanzadas oportunamente al MINSA. Sin embargo uno de los casos más dramáticos de afectación que tenemos en el país probablemente se encuentre en la Oroya y Cerro de Pasco, fueron los pobladores de esta última región quienes realizaron un plantón frente al MINSA el pasado 28 de febrero de este año en la ciudad de Lima, este y otros pedidos de los afectados como el caso de Espinar género que desde el MINSA se conformara la “Comisión Sectorial encargada de elaborar y proponer la “Política Nacional para la atención integral de las personas expuestas a metales pesados, metaloides y sustancias químicas” (R.M. 168-2018/MINSA).

Algunos avances en la propuesta.

En ese marco el 02 de agosto del presente año el MINSA acaba de publicar el documento técnico que propone los “Lineamientos de la Política sectorial para la atención integral de las personas expuestas a metales pesados y otras sustancias químicas” (R.M. 718-2018/MINSA), este documento tiene 30 días desde su publicación para poder recibir aportes y sugerencias desde la sociedad civil, consideramos que es importante que las principales zonas afectadas puedan estar atentas a tal documento ya que esto será parte de una acción nacional que debe ser monitoreada y supervisada para su real aplicación por las propias comunidades afectadas.

Para empezar el documento publicado por el MINSA contiene algunos elementos positivos que queremos remarcar, así como aspectos negativos a mejorar. Un aspecto positivo en el documento es que por fin se reconoce la contaminación y exposición a personas expuestas por metales pesados y otras sustancias químicas como un problema de Salud Pública, considerando a los niños/as de 05 años, gestantes y adultos mayores, así como los pueblos indígenas y originarios como “población vulnerable”. Otro punto relevante es que se han identificado 18 departamentos y la provincia Constitucional del Callao como regiones con un incremento de personas expuestas a contaminación por metales pesados entre los años 2016 y la semana epidemiológica 13 del año 2018, registrándose un acumulado de 8957 casos de personas expuestas a metales pesados. Cabe resaltar que el 91% de estos casos se encuentran en los departamentos de Pasco, Cusco, Junín, así como en la provincia Constitucional de Callao.

Así mismo dentro de los principales problemas identificados en el contexto nacional el MINSA resalta que los servicios de saneamiento básicos (agua, residuos sólidos y excretas) son deficientes, así como personal de salud asistencial con escasa información para el diagnóstico y abordaje clínico, deficiente planificación de una asignación presupuestal para la atención integral de las personas afectadas y finalmente el débil monitoreo, supervisión y evaluación de las actividades operativas a nivel regional y local.

De otro lado en el tercer lineamiento de la política para el fortalecimiento de las intervenciones de gestión de riesgos y prevención del daño en salud, se propone como estrategia la promoción y desarrollo de investigaciones con impacto en la salud humana y sus determinantes por exposición a metales pesados y otras sustancias químicas. En el cuarto lineamiento sobre el fortalecimiento de las intervenciones de promoción en la salud, algo muy importante a resaltar es que dentro de las estrategias esta la búsqueda de la participación de la comunidad y la sociedad civil organizada en la planificación e implementación del autocuidado de la salud. Además del fomento de la responsabilidad social de las empresas privadas. Ambos puntos nos parecen importantes.

Cuestiones por mejorar

Los aspectos que se deben mejorar y/o precisar en el documento de lineamientos de políticas públicas son por ejemplo que aún existe una falta de identificación de zonas afectadas por derrames de petróleo como es el caso de Chiriaco (Amazonas) y 4 Cuencas (Loreto), además del Bajo Urubamba en Cusco. Creemos que aún faltan identificar a más zonas afectadas, ya que en Espinar (Cusco) por ejemplo se tienen estudios realizados desde el 2010 por el Centro Nacional de Salud Ocupacional y Protección del Ambiente (CENSOPAS) y que dan cuenta de personas a expuestas a metales tóxicos.

Así mismo en el documento se han visibilizado varias fuentes de contaminación como son los pasivos ambientales, unidades mineras activas, presencia de metales en el agua de consumo humano, sin embargo, falta recolectar información sobre la presencia de metales en el aire y en el suelo, esto supone generar mayor coordinación intersectorial con los otros ministerios para identificar mejor las fuentes de contaminación.

De otro lado a través del CENSOPAS, durante los años 2014 al 2018 se han realizado monitoreo de metales pesados en personas a través de pruebas toxicológicas, sin embargo, ellos solo registran la presencia de Arsénico, Mercurio, Cadmio y Plomo, obviando que en el caso de Espinar se han registrado por ejemplo hasta 17 metales altamente peligrosos como el Bario, Uranio, Molibdeno, Boro, entre otros.

Finalmente faltan aterrizar las propuestas para la atención de personas contaminadas y ya identificadas con posibles problemas de salud como cáncer, insuficiencia renal, problemas a la piel, entre otros. Por un lado, está bien la prevención y promoción de la salud para proteger a las comunidades, pero no debemos olvidar que la presencia de metales en el organismo causa daños que por ahora podrían no ser visibles porque los metales se acumulan en el organismo por años y eso requiere atención urgente y especializada.

Estos son algunos aportes al documento publicado recientemente por el MINSA, aun así, esperamos que los aportes formales que hagamos llegar sean tomados en cuenta, lo ideal sería que el MINSA aperture un espacio de dialogo multisectorial con participación activa de la sociedad civil y sobre todo de los mismos afectados. Los invitamos a incorporar sus aportes a través de nuestra página web: dhsf@derechosinfronteras.pe o a través del correo del MINSA: webmaster@minsa.gob.pe.

Exigimos investigar intoxicación de indígenas por minería

Algunas reflexiones sobre los lineamientos que propone el MINSA sobre el tema de salud pública y metales tóxicos en el país: bit.ly/2BiEum9

Posted by Derechos Humanos Sin Fronteras Cusco on Thursday, August 16, 2018

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*