CNDDHH se pronuncia frente a la violencia y revictimización contra madre de Camila, víctima de feminicidio

LA COORDINADORA NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS SE PRONUNCIA FRENTE A LA VIOLENCIA Y REVICTIMIZACIÓN CONTRA MIRELLA HUAMÁN, MADRE DE CAMILA VÍCTIMA DE FEMINICIDIO, EXIGE JUSTICIA Y LA ERRADICACIÓN DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN EL PAÍS

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), plataforma de la sociedad civil que agrupa a 82 organizaciones defensoras de derechos humanos en el Perú, se pronuncia frente a la ola de violencia y crueldad que atenta contra las mujeres, niñas y adolescentes en el Perú.

Resulta alarmante que -sin haber terminado el primer trimestre del año- el número de feminicidios continúe en aumento. Según los últimos reportes de la Policía Nacional del Perú, entre enero y febrero se registraron 30 feminicidios. Por su parte, la Defensoría del Pueblo señala que sólo en el mes de enero del presente año se han reportado 158 alertas de mujeres desaparecidas. Si estas aterradoras cifras se sostienen, se podría afirmar que en el Perú cada 5 horas desaparece una mujer.

Las formas de la violencia sobre las mujeres resultan cada vez más crueles. En los últimos días, la opinión pública se ha visto conmocionada con el feminicidio de la pequeña Camila, menor de 4 años, en el distrito de Independencia. El hallazgo del cuerpo sin vida de otro infante de 5 años, en San Juan de Lurigancho. Y el asesinato de dos niñas de 2 y 4 años, en Ica, en manos de su propio padre Johnny Auriz, quien confesó haberlas asfixiado porque su esposa le habría sido infiel. Estos crímenes tienen como móvil el castigo contra las mujeres, así como el odio y el desprecio por sus vidas y su dignidad. En un país donde el sistema de justicia y la seguridad ciudadana se encuentran en crisis y/o capturadas por la corrupción, los crímenes contra las mujeres y la violencia machista encuentran un escenario favorable para expandirse y masificarse.

Una sociedad que culpa a la madre frente a la desaparición, violación y posterior muerte de su pequeña hija, es una sociedad que aun carga con viejos estereotipos de género que suelen ser los mismos que alimentan la violencia contra las mujeres. La violencia que experimentó Mirella Huamán, madre de Camila, en un programa de entretenimiento de Latina.TV por parte del conductor Ricardo Zúñiga Peña es una muestra clara de violencia, de exposición pública al bullying y un acto de revictimización que culpa y denigra a la madre de la menor en un medio de comunicación masiva.

Desde la CNDDHH rechazamos de modo enérgico este linchamiento mediático contra la madre de la menor, puesto de manifiesto en los numerosos titulares y secuencias de programas televisivos, así como en las expresiones de odio y violencia contra las víctimas. Exhortamos a los medios de comunicación a cumplir con su deber de informar en forma profesional y veraz, al mismo tiempo de contribuir a la erradicación de la violencia de género en nuestro país. Agresiones como las vertidas ayer por la señal de Latina.TV contra Mirella Huamán nos muestran que, aun en situaciones de profundo dolor para los seres humanos, hay quienes trasgreden todo límite ético y de responsabilidad para hacer escarnio público, espectáculo y show con el dolor humano.

Nos sumamos al pedido de la Defensoría del Pueblo y solicitamos a la empresa de televisión en mención, que informe sobre las medidas correctivas que adoptará para cautelar el respeto de los derechos y dignidad de las mujeres durante su programación, del mismo modo Consideramos que la medida adoptada por Latina.TV de retirar de sus pantallas al señor Zúñiga es insuficiente y que las autoridades respectivas deben adoptar medidas pertinentes contra el medio de comunicación por permitir que se produzca este tipo de contenidos en horarios de protección al menor .

Lima, 4 de marzo del 2020

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.