Comunidades de Espinar denuncian afectaciones por proyecto Coroccohuayco en etapa de exploración

Fotografías: Miguel Gutierrez / DHSF

Redacción DHSF

En Espinar, las 13 comunidades que se encuentran dentro del área de influencia directa del proyecto minero Antapaccay – Expansión Tintaya – Integración Coroccohuayco de Glencore viven desde hace casi 40 años las secuelas de la contaminación producto de la explotación minera. Sin embargo, esto se ha intensificado desde hace 10 años durante las exploraciones mineras en sus territorios. Entre el 22 y el 30 de marzo un equipo técnico de la Comisión Multisectorial como parte del cumplimiento de la R.M. 174-2020-PCM llegó a la zona para evaluar los daños y desarrollar un plan de reparaciones según corresponda.

Esta comisión multisectorial fue creada el 22 de julio del 2020  y esta conformado por 14 integrantes, de los cuales para esta visita técnica estuvo encaminada por especialistas de los ministerios del Ambiente y de Energía y Minas, así como del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA) y del Gobierno Regional del Cusco y representantes de las comunidades originarias.

El recorrido tuvo como objetivo levantar información sobre los impactos en diferentes aspectos como lo ambiental, la salud humana, lo social y territorial. Para ello se contó con testimonios de los comuneros y comuneras de la zona, así como dirigentes y representantes de las rondas campesinas, entre otros. Asimismo, un equipo de especialistas de Derechos Humanos Sin Fronteras facilitó talleres preparatorios a la visita, con 3 de las 13 comunidades originarias y, acompaño las visitas técnicas en 2 comunidades (Huini Coroccohuayco y Pacopata) para poder reforzar técnicamente los impactos generados durante la exploración minera para el proyecto Coroccohuayco, se detalló los impactos ambientales a partir de las perforaciones las cuales provocaron la desaparición de manantes así como la aparición de filtraciones que provocaron la mortandad de animales, generando daños económicos en las familias de ambas comunidades.

En total se realizaron 13 visitas técnicas desde el equipo de la comisión multisectorial en las comunidades de: Huano Huano, Huini Coroccohuayco, Pacopata, Alto Huancané, Huancané Bajo, Tintaya Marquiri, Alto Huarca, Cala Cala, Huarca, Suero y Cama, Huisa Ccollana, Huisa y Anta Ccollana, las mismas que sostienen tendrían un impacto acumulativo desde fases de exploración hasta la explotación minera generada en sus territorios y que, hasta el momento no tienen alguna respuesta para poder reparar todos los daños. Asimismo, sostuvieron que es necesario que la Comisión Multisectorial precise en su informe la fuente que ha generado todos estos años, ya que como recordaremos hasta el momento no se emite el informe de causalidad de la contaminación realizado por el Instituto Peruano de Energía Nuclear – IPEN.

Para el caso de las comunidades de Huini Coroccohuayco y Pacopata los testimonios expresaron el malestar por la contaminación en sus aguas, en sus suelos, así como la afectación por metales pesados en los habitantes de la zona. Además de ello, se presentaron testimonios narrando los impactos de las rejas que delimitan las fronteras de la empresa minera, que en muchos casos cortaban los caminos por donde los comuneros y sus hijos transitaban antes del inicio de exploración del proyecto. Toda esta información registrada será enviada a la comisión multisectorial a través de un informe técnico preparado por Derechos Humanos Sin Fronteras (DHSF), el Instituto de Defensa Legal (IDL) y Cooperacción para que no se obvie ninguno de los impactos que reflejan no sólo problemas ambientales sino una integralidad de impactos que afectan los derechos individuales y colectivos.

Asimismo, el lunes 29, una comitiva del Gobierno, liderada por los ministros de Energía y Minas, Jaime Gálvez, y del Ambiente, Gabriel Quijandría, se hizo presente en el territorio.  Sin embargo, a Huini Coroccohuayco y Paco Pata solo llegó este último y en horas de la noche, siendo imposible que pueda observar de manera directa las afectaciones en los territorios. Debido a ello, ambas comunidades exigieron que se realice otra visita, buscando que se cumplan los objetivos técnicos. Finalmente, la presidenta de la Comisión Multisectorial Maria Elena Rojas Junes se comprometió con ambas comunidades a enviar el informe final de esta visita técnica hasta el 15 de abril.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.