Defensores ambientales de Cusco: ¡Inocentes!

Es un motivo de alegría que el último lunes, 27 de enero, el Juzgado Penal Colegiado de Cusco, presidido por la Dra. Yépez Provincia, haya absuelto a diez defensores del ambiente y del territorio de la Provincia de Chumbivilcas, específicamente del distrito de Llusco. Los defensores estuvieron en paro entre diciembre del 2011 y enero y febrero del 2012, en contra de la contaminación generada por el paso de los camiones de la empresa minera Anabi SAC. por una carretera bastante estrecha y sin pavimentar, además la actividad minera habría contaminado el rio Molino en la cuenca del Yaramayo.

El Colegiado a considerado, en su adelanto de sentencia, básicamente lo siguiente:

*No se ha logrado demostrar el dolo de los acusados, es decir, la intención de cometer delitos, como coautores.

*No existe ni una sola prueba, una sola acta, en la que se demuestre que los acusados se hayan puesto de acuerdo para cometer los delitos de secuestro, robo agravado, disturbios, entorpecimiento, entre otros.

*No hay ninguna sindicación directa, entre los hechos, los delitos y la responsabilidad penal de los acusados.

*En los videos que se han visualizado, que son más de 200, no se atribuye una imputación directa a ninguno de los acusados.

*Hay una parcialidad en las declaraciones de los testigos, porque todos son trabajadores de la empresa minera.

Por todos estos fundamentos, hay una duda razonable, que no ha roto, el principio de inocencia, y por eso se les absuelve y se ordena que una vez la sentencia sea declarado consentido se ordene el envió de la acusación fiscal al Órgano de Control Interno, para que inicie investigaciones en contra del fiscal por supuestas responsabilidades en el ejercicio de sus funciones. Esperamos que en segunda instancia se confirme la sentencia.

Saludamos la solidaridad del Pueblo de Chumbivilcas, de las organizaciones sociales de la Región Cusco, como la FARTAC, la Asamblea del Cusco, la AREJO, entre otras, por estar acompañando a los procesados en los momentos de la definición de la sentencia. Los familiares y los mismos defensores que a pesar de los años transcurridos, siguen firmes en sus luchas.

La victoria inicial es de las justas luchas del pueblo de Chumbivilcas. Saludamos también el esfuerzo que hemos tenido con los colegas de la defensa para articular la estrategia legal a seguir, y, sobre todo el compromiso de Derechos Humanos Sin Fronteras (DHSF), EarthRights International (ERI), Red Muqui Sur y colegas como Pablo Ricardo Abdo, Katherine Paucar, Sergio Sullca, el abogado de la Defensa Pública de Chumbivilcas, Juan Carlos Ccalla Quispe, y el estudio jurídico Mendoza Muelle. Y, el Instituto de Defensa Legal (IDL), que nos apoyó con un ‘amicus curiae’ a través de Juan Carlos Ruiz Molleda. Hemos hecho un buen trabajo de equipo. En modo especial al equipo de comunicación de ERI y DHSF.

Es un honor haber defendido al Pueblo Chumbivilcano a través de sus defensores ambientales; después del adelanto de la lectura de la sentencia, lo primero que hicieron los ciudadanos y ciudadanas Chumbivilcanos, y a pesar de la intensa lluvia, fue cantar el himno nacional como afirmación de su ciudadanía y pertenencia a este país. Gracias por la confianza. Ningún defensor del ambiente merece la cárcel por defender su tierra, sus recursos, e incluso su propia vida. Seguiremos en la lucha hasta que cese la criminalización de la protesta social.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.