Del Coronavirus al Mineravirus, la endemia de la que pocos quieren hablar en Perú.

Diseño: Rossell

Por: Blga. Karem Luque – Área de Derechos Colectivos y Medio Ambiente

Durante estos días y en el último mes se ha intensificado la alerta mundial sobre una enfermedad de origen asiático. El coronavirus pertenece a una amplia familia de virus que ocasiona enfermedades desde un resfriado común hasta enfermedades más graves. El virus empezó a propagarse desde Wuhan – China y, a la actualidad esta familia de virus no había ocasionado tanta alarma en el mundo entero, sin embargo, la misma Organización Mundial de la Salud – OMS indicó que debemos prepararnos para una potencial pandemia[1], todo esto por el esparcimiento del virus que ya ha provocando la muerte de al menos 2,600 personas y cerca de 80,000 casos positivos registrados[2].

Así mismo otra gran preocupación a nivel nacional – pero con poca importancia – ha estado girando en torno a los casos de dengue que se han masificado en varias zonas del país. Tal como lo indica Ojo Público, en Tambopata – Madre de Dios se tienen hasta el momento 2,224 casos reportados y que, a su vez se han extendido a Loreto y San Martín sumando en total 7,857 casos en los dos primeros meses del año[3], provocando así a marzo del 2020 la muerte de 6 personas.

Ambos casos, tanto el coronavirus y el dengue son enfermedades producidas por microorganismos denominados virus y que van propagándose y transmitiéndose por diferentes vectores (mosquitos y personas). Pero existen también varios casos y víctimas que el mineravirus está generando en nuestro país, y que a diferencia del dengue y el coronavirus es difícil de detectar por la falta de síntomas y signos inmediatos[4]. En este caso no se ha logrado aun identificar al serotipo que quizás pueda estar dentro de las familias GLENC-1, BAMB-2, VOLC-3, HUDB-4, CONG-11 o quizás PETRO-92, hasta el momento solo se sabe que este tipo de virus sigue siendo un problema de salud pública y, al igual que el dengue, está afectando de manera similar a poblaciones olvidadas de nuestro país.

La desidia por buscar el origen de este virus ha desencadenado que familias con niñas y niños de Cerro de Pasco acamparan por 10 días al frente del Ministerio de Salud, para luego de ello sostener una reunión con representantes de la PCM quienes inhumanamente les indicaron que “no hay plata para sus hijos”. Es así que, estas familias junto a varios colectivos y ciudadanos/as se movilizaron en la ciudad de Lima el pasado viernes, donde muchas personas se han conmovido por los efectos y daños a la salud humana generados por las actividades mineras en Cerro de Pasco a partir de la extracción de minerales desarrollado por la empresa minera Volcan. Sin embargo, este caso no ha tenido la misma cobertura “fanática” que la del coronavirus y es que, es preferible obviar este tipo de problema para no afectar el “desarrollo económico del país”.

Las zonas de sacrificio en nuestro país están dispersas en varias regiones, y por ello en el 2017 se han logrado organizar como la Plataforma Nacional de Afectadas/os por metales tóxicos, esta plataforma también incluye a ciudadanas/os que son parte de los más de 7,000[5] casos de personas que tienen presencia de metales como el arsénico, cadmio, mercurio, plomo, talio y manganeso en su organismo. Son 13 regiones del país que parecieran ser nuevos casos endémicos pero vinculados a la extracción de minerales, al mineravirus. Una enfermedad que quizás no tiene muertes reportadas por el poco interés que le han puesto para determinar su origen, que no tiene un mosquito transmisor como el Aedes aegypti, ni tampoco proviene de un virus como el serotipo COVID-19. Sino que proviene de la cepa llamada “capitalismo”, transmite el daño a partir un vector conocido como minería responsable y que el único tratamiento para este mal ha sido el “paracetamol” también conocido como indiferencia y abandono.

[1] Pandemia: Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi toso los individuos de una localidad y/o región.

[2] Dato referido al 24 de febrero del 2020.

[3] Artículo “El dengue golpea el corazón más vulnerable de la amazonia”. Disponible en: https://ojo-publico.com/1637/el-dengue-golpea-el-corazon-mas-vulnerable-de-la-amazonia?fbclid=IwAR2U2yirQyVzIt5MHPKnrEi2j2ZO3QILw93tMi5t1kUG1u0Zus1oppfgMGs

[4] La exposición (tiempo en el que se habita el lugar contaminado) e intoxicación (cantidad de metal que se va acumulando en el organismo) crónica, es uno de los principales factores a evaluar al momento de detectar el daño.

[5] Tal como fue manifestado por el ex – congresista Wilbert Rozas en julio del 2019, a partir del informe presentado en una audiencia pública en el congreso de la república. Disponible en el siguiente link: https://www.actualidadambiental.pe/peru-existen-mas-de-7-mil-personas-afectadas-por-contaminacion-con-metales-pesados/

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.