Inicia el paro indefinido en Espinar contra la empresa minera Antapaccay en pleno estado de emergencia

Foto: Difusión

Redacción DHSF

Tal como lo habían anunciado las organizaciones sociales de la provincia de Espinar, hoy empezó el paro indefinido en esta parte de la región Cusco en contra de la empresa minera Antapaccay, la cual se opone en cumplir con la entrega de un bono solidario de S/ 1000.

En el distrito de Yauri, hay cientos de policías y militares que evitan el ingreso de los manifestantes a la plaza de armas. Poco a poco, decenas de personas se están sumando a esta medida social en pleno estado de emergencia. Hasta el momento no se han reportado altercados entre los agentes del orden y los protestantes.

Foto: contingente policial y militar

La tensión en Espinar se incrementó desde ayer cuando tras un largo debate que duró aproximadamente 7 horas, la mesa multisectorial instalada, por segunda vez, dio por agotado el diálogo en torno al subsidio económico.

La posición de la empresa Antapaccay fue clave para que no se llegué a un acuerdo, puesto que el gerente de Relaciones Comunitarias de la compañía minera, Livio Paliza, no aceptó la propuesta de consenso presentada por el equipo técnico conformado por disposición de la mesa de diálogo, pese a que había mostrado su conformidad horas antes.

La propuesta consistía en entregar vales de alimentos, medicamentos y equipos de bioseguridad contra el COVID-19 y microcréditos a cero por ciento de intereses. El presupuesto total ascendía a S/ 30 millones.

Los miembros del Comité de Gestión del Convenio Marco criticaron a la minera por no tener voluntad de diálogo y seguir ratificando su posición en contra del bono, cuyo objetivo es atender, de manera excepcional, a la población espinarense debido a que atraviesa una aguda crisis económica por efecto de la cuarentena nacional por el COVID-19. Por lo tanto, las organizaciones sociales decidieron seguir firmes con el paro indefinido suspendido en el año 2012 y que ha sido retomado a partir de hoy 15 de julio.

Al terminar la sesión de la mesa multisectorial, las autoridades firmaron un acta de respaldo a la medida de lucha autoconvocada por distintas organizaciones sociales, entre ellas el Comité de Lucha Provincial de Espinar. En el documento firmaron el gobernador regional de Cusco, Jean Paul Benavente García, el obispo de la Prelatura de Sicuani, monseñor Pedro Bustamante, alcaldes distritales, entre otras autoridades y representantes de la sociedad civil.

A la reunión participaron -de manera presencial y en algunos casos virtualmente- los representantes de la Presidencia del Consejo de Ministros, Ministerio de Energía y Minas, Defensoría del Pueblo, Gobierno Regional de Cusco, Suprefectura de Cusco, el obispo de la Prelatura de Sicuani, monseñor Pedro Bustamante, alcaldes distritales de la provincia de Espinar, así como los integrantes del Comité de Gestión del Convenio Marco y el gerente de Relaciones Comunitarias, Livio Paliza. Este último asistió en lugar del gerente general de la compañía minera, Carlos Cotera Avellaneda.

Desde ayer policías y militares resguardan las principales calles de Yauri y mantienen bloqueado el acceso a la plaza de armas. Hoy en la madrugada ingresaron 3 ómnibus repletos de agentes del orden. El panorama es complicado también para las defensoras y defensores de Espinar ya que temen que se vulneren sus derechos en esta emergencia nacional que se vive en el país y que prohíbe las reuniones y protestas.

ANTECEDENTES

El pasado 14 de mayo, el Comité de Gestión del Convenio Marco aprobó la entrega de un bono solidario a través del proyecto “Mejoramiento de servicio de capacidades socioeconómicas para la reactivación económica familiar frente a la situación de emergencia COVID-19 en los 8 distritos” con un presupuesto total de S/ 50 millones con dinero del Convenio Marco de Espinar. A pesar que se siguió todos los procedimientos legales y técnicos, la minera insiste en que el subsidio económico no tiene base legal ni técnica ni tampoco cumple con los objetivos del convenio.

Frente a esta situación, diversas organizaciones sociales emitieron pronunciamientos, se conformó el Comité de Lucha Provincial de Espinar, se acataron varios cacerolazos en protesta, y se pidió a las autoridades nacionales, regionales y provinciales interceder en el cumplimiento del bono económico. Luego de dos meses y a solicitud de las organizaciones sociales, se realizó dos veces la reunión multisectorial de diálogo con la presencia de autoridades nacionales. Sin embargo, ayer no se logró ningún acuerdo. La autoconvocatoria al paro es por esa razón.

Durante una conferencia de prensa realizada, el lunes último, en respuesta a la posición negativa de la empresa Antapaccay, los miembros del Comité de Lucha Provincial de Espinar anunciaron el paro indefinido y responsabilizaron a la minera de las posibles consecuencias que podrían generarse. Además, brindaron detalles de la plataforma de lucha, la cual contiene 6 puntos:

  1. Cumplimiento inmediato del desembolso de S/ 50 millones por parte de la minera Antapaccay para que se concrete el subsidio económico.
  2. Reformulación del Convenio Marco de Espinar.
  3. Rechazo al Proyecto Minero Antapaccay Expansión Tintaya Integración Coroccohuayco mientras no entre a revisión ni a consulta previa.
  4. Urgente atención a los afectados y afectadas por metales pesados en el cuerpo.
  5. Acceso a la justicia ambiental en el corredor minero.
  6. Reestructuración urgente del Poder Judicial y Ministerio Público
Foto: acta firmada por las autoridades y sociedad civil en respaldo al paro indefinido

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.