La lucha de las mujeres sobrevivientes de esterilizaciones forzadas

Inés y Claudia, mujeres Chumbivilcanas que día a día luchan por justicia. Foto: Luis Enrique Becerra
 Por Maricielo Valdivia – Coordinadora Nacional de Derechos Humanos – CNDDHH
“Yo tenía 24 años, tenía 04 hijos cuan-do me esterilizaron sin mi consenti-miento. A mis compañeras les hicieronlo mismo, por eso viajaron hasta Lima,12 personas denunciaron pero hastaahora no hay respuesta, para nosotrasno hay justicia (…)”¹
Durante el 18, 19 y 20 de febrero se realizó en Lima, el III Encuentro Nacional de Mujeres Afectadas por Esterilizaciones Forzadas. Este espacio de encuentro reunió a 35 mujeres de distintas regiones del país como Ayacucho, Cajamarca, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Junín, Loreto, San Martíny Ucayali.
Durante el primer día se realizaron distintos talleres, en los cuales, la participación de cada una era fundamental.Así pues, se reconoció a cada una de ellas como mujeres luchadoras en búsqueda de verdad, justicia y reparación. Son miles de mujeres afectadas y víctimas de una política pública del gobierno de Alberto Fujimori, que durante la década del 90 cometió un crimen de lesa humanidad mediante la esterilización masiva, desinformada y forzada en zonas rurales de nuestro país.                                                                                                                                               
                                                                                             
Durante el encuentro, los representantes del IDL y DEMUS, Carlos Rivera y María Ysabel Cedano,comentaron cuál era la situación de los procesos judiciales y los riesgos que existen en torno a estos.También se realizó un taller con todas las participantes en torno a la lucha histórica de cada una de ellas, y todo el proceso emocional y personal que ha significado en sus vidas y en sus seres queridos. Una de las participantes, quien viajó durante más de un día para participar de este encuentro, realizó una cruda afirmación: “Han pasado más de 20 años y el Estado nos sigue maltratando”.
Las participantes expusieron sus demandas en torno a lo que se viene trabajando en el tema. Manifestaron que hasta el momento no han recibido reparación alguna por parte del Estado. A la par,mencionaron que la inscripción en el REVIESFO (Registro de Víctimas de Esterilizaciones Forzadas) viene realizándose lentamente, y que lo más importante para ellas es el tema de la salud. Es prioritario que puedan inscribirse en el SIS para que puedan ser atendidas. El espacio les permitió participar en una simbólica mesa de diálogo con representantes del Estado. 
                                                                                                                                                                                                     
El panel estuvo compuesto por Pedro Grández, Director General de Derechos Humanos; César Cárdenas, Director General de Defensa Pública; y Edgardo Rodríguez, en representación del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos; así también, estuvo presente Lucy del Carpio, representante del Ministerio de Salud. Durante el desarrollo de esta mesa,los representantes del Estado señalaron los avances que vienen realizando en torno al REVIESFO, las inscripciones itinerantes y las acciones emprendidas para la atención a las personas que fueron víctimas de esterilizaciones forzadas.
Las mujeres expresaron sus demandas a los representantes del Estado, al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, las principales exigencias fueron: entrega trimestral al SIS de la lista de las víctimas inscritas en el REVIESFO para que puedan ser atendidas adecuadamente; la continuación de lmesa de trabajo instalada en septiembre de 2018,la cual hasta la fecha no tiene fecha de una próxima reunión; atención a las víctimas por parte de abogadas/os de Defensoria Pública, así como la contratación de abogadas/os quechuahablantes para que puedan apoyar a la víctimas a procesar sus denuncias.
Articuladas. Mujeres Víctimas de esterilizaciones forzadas de todo el Perú en un solo espacio. Foto: Luis Enrique Becerra
Mientras que al Ministerio de Salud demandaron la atención médica a través de SIS especializada para las mujeres víctimas de esterilizaciones forzadas, así como la elaboración y difusión de un cronograma de atención de las mujeres en cada una de las comunidades en donde viven; ingreso directo al SIS por estar reconocidas al REVIESFO sin tener que pasar por el SISFOH; y que el SIS cubra también las necesidades médicas de sus familiares.
Finalmente, el 20 de febrero se realizaron dos reuniones: una con miembros del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y otra con los del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social. En la primera reunión participaron el viceministro de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia, Daniel Sánchez; el Director General de Derechos Humanos, Pedro Grández; Sandra Enríquez, representante de Defensa Pública y, el representante del Ministerio de Justicia, Edgardo Rodríguez.

En esta reunión, los funcionarios expusieron el plan de acción frente al caso. De ahí que se expuso tres propuestas dentro del marco de la intervención estratégica.La primera consiste en la creación de una comisión multisectorial para la intervención estratégica orientada a atender la problemática de las víctimas de esterilizaciones forzadas, la cual tiene como plazo máximo de 03 meses.

La segunda propuesta gira en torno al diagnóstico de la situación delas víctimas de esterilizaciones forzadas, la cual se debe realizar en 06 meses. Finalmente, se señaló la elaboración de mecanismo de política de reparación. En torno a este último punto, las mujeres pidieron participar dentro de esta elaboración de política de reparación. 
Por la tarde, se realizó la reunión con la entonces ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Liliana La Rosa. A diferencia de la reunión con los representantes del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, el trato fue violento y revictimizador para las mujeres. Las afirmaciones señaladas por la ministra La Rosa fueron terribles, pues según ella las esterilizaciones forzadas se reducen a una simple cicatriz, en esa línea, afirmó que una cesárea es igual que una esterilización forzada. Sumado a ello,afirmó que las mujeres quienes fueron afectadas por esta terrible política pública cometida por el Estado no son víctimas.
A pesar de las adversidades, su capacidad de resiliencia es más fuerte. Foto: Luis Enrique Becerra

Por otro lado, es importante señalar que, semanas previas al desarrollo de este encuentro, desde eGrupo de Seguimiento a la Reparaciones por Esterilizaciones Forzadas – GREF, se envió una carta al presidente de la República, Martín Vizcarra, con la finalidad de que las mujeres puedan reunirse con la máxima autoridad en nuestro país. Sin embargo, nunca fueron atendidas. La misma situación se repitió con la Fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos,a quien también se le envió una carta, pero nunca atendió la solicitud.Finalmente, el encuentro les ayudó a consensuar demandas y exigencias que contribuyan a una praxis estatal de reparación. Las mujeres exigen al Ministerio de Economía y Finanzas que brinde el presupuesto adecuado a los ministerios involucrados en la implementación del REVIESFO y la futura política pública integral de reparaciones. A Presidencia de la República y Fiscalía de la Nación solicitan que les brinden una audiencia en la que las mismas mujeres puedan presentar sus demandas.Al Ministerio de Educación se le exige un programa de alfabetización para las sobrevivientes.

Adicionalmente, al Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables se le demanda la contratación y capacitación de personal en los Centro de Emergencia Mujer (CEM) para la atención de víctimas de esterilizaciones forzadas, así como el abordaje delas circunstancias y condiciones particulares. Asimismo, al Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social se le exige la integración de víctimas de esterilizaciones forzadas en programas sociales especiales para ellas, como parte de una política pública de reparaciones integrales. Por último, al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, se le pide implementación de un programa de mujeres artesanas para la identificación de oportunidades de comercialización de los productos elaborados por las mujeres inscritas en el REVIESFO.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.