Lectura de adelanto de fallo a los defensores criminalizados será el lunes 30 de noviembre

Redacción DHSF

Última audiencia de caso Espinar se llevó a cabo de manera virtual, presentando los alegatos finales de las partes por los hechos ocurridos en mayo del 2012.

La defensa de Herbert Huamán, el abogado Sergio Sullca, resaltó que la razón de la acusación no es su participación en ningún hecho ilícito, algo que durante el juicio oral no se pudo demostrar, sino únicamente por su condición de dirigente en defensa de los derechos de la población. La defensa recordó que durante el debate y los alegatos finales las representantes del Ministerio Público y de la procuraduría del Ministerio del Interior mencionaran sobre la incautación de armas hechizas, el uso de camionetas de la municipalidad de Espinar entre otros, sobre ello enfatizó que todas las actuaciones fueron declaradas por Resolución nulas por falta de pruebas y principalmente por el serio cuestionamiento a su procedencia.

A continuación, se dio la oportunidad a los acusados de ejercer su derecho a su ultimo dicho.

El exdirigente Sergio Huamaní lamento que las representantes del Ministerio Publio y de la procuraduría del Ministerio del Interior impulsaran estas acusaciones que calificó de “calumniosas en defensa de los intereses privados en lugar de la defensa de los Derechos Humanos”, siendo que su presencia en las protestas de mayo 2012 en Espinar fue en su condición de representante del Frente Único de Defensa FUDIE. “Nuestro rol es la defensa de los derechos humanos de quienes sufren los daños de la actividad minera, denunciar los abusos de la empresa y las autoridades” señalo Huamaní.

Por su parte, Oscar Mollohuanca, recordó que en el ejercicio de las funciones que le correspondían como Alcalde electo de la provincia de Espinar debía responder al grave problema de vulneración de derechos humanos por problemas de carácter social y ambiental que afectaban y afectan aun a la población de Espinar; por lo que en las protestas de mayo de 2012 se enfocó en aperturar canales de dialogo, incluso a través de la participación del gobierno regional como intermediario, para que los pedidos de la población fueran tomados en cuenta; sin embargo este proceso se vio truncado por las acciones de “sabotaje” de la propia empresa minera, lo que finalmente les llevo a iniciar el paro indefinido.

También cuestiono, al igual que los demás acusados y sus defensas, las declaraciones de Gastón Rodríguez Limo, entonces Jefe del Comando Operativo, cuyas declaraciones fueron tomadas como emblemáticas pese a que fueron imprecisas, la gran mayoría solo hacía referencia a dichos de terceros y que no existieron otras pruebas que las respaldaran. Añadió que, en Espinar, durante las protestas de 2012 fallecieron 3 personas por impacto de bala y que sus muertes aún siguen impunes, lo mismo que en las protestas de este año en Lima cuando Rodríguez Limo ejerció brevemente como ministro del Interior, “donde va él siembra muertes y heridos (…) él miente” sentenció.

Para concluir su intervención, Mollohuanca Cruz, aclaró que después de las protestas en Espinar se logró que se instalara una mesa de dialogo en el que se tuvieron compromisos concretos como  el monitoreo ambiental, análisis de la salud humana en la que se demostró la existencia de metales pesados en la sangre de los y las pobladoras de Espinar, acuerdos que, lamentó, quedaran en letra muerta y que en pleno 2020 hicieron parte de la agenda de una nueva medida de protesta incluso durante la pandemia.

Finalmente, Herbert Huamán, quien fuera dirigente del Frente de defensa de los intereses de Espinar – FUDIE en el periodo 2010 – 2012; señalo que la única función que cumplió en las protestas de 2012 fue una función dirigencial y que, en ese sentido, se buscaron todos los mecanismos de dialogo que fracasaron por la falta de voluntad de la propia empresa minera. También lamentó que por haber ejercido un cargo dirigencial en defensa de los derechos humanos en Espinar por una problemática ambiental y social que aún persiste, deba continuar con un proceso de más de 8 años en los que fueron perseguidos y hostilizados “lo cual, en un estado de derecho, no es nada atinado” y concluyó con un pedido de justicia para la provincia de Espinar.

De esta forma concluyó el debate en el presente juicio. El Juez Jean Franco Pinto Fernández señaló que la lectura de adelanto de fallo a los defensores criminalizados será el lunes 30 de noviembre de 2020 a la 1:00 pm en la Sala Penal de Ica.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.