Documental sobre comunidades afectadas por la minería en Espinar: «¡Dueños de las empresas transnacionales, escúchenme!»

Por: Nicole Maron *

En un evento que tuvo lugar en Suiza, el pasado 17 de julio, proyectamos un primer adelanto del documental que estamos elaborando junto con mi colega Vidal Merma para evidenciar la realidad de las comunidades afectadas por la minería en Espinar. Los testimonios e imágenes causaron indignación en el público en Suiza que reafirmó su
compromiso en seguir presionando a su gobierno de tomar medidas adecuadas.

Parte del material audiovisual fue difundido en un foro denominado «El Perú entre crisis política, desafíos sociales y emergencias medio ambientales» que tuvo lugar en Suiza. Varias de las aproximadamente 50 personas presentes y más que 240 usuarios que seguían el evento por una transmisión virtual, expresaron su indignación e intención de seguir presionando al gobierno suizo para que obligue a sus empresas a tomar las medidas exigidas en el referéndum del año pasado sobre mayor responsabilidad empresarial.

Dicho referéndum fue lanzando en noviembre del año 2020 por más de 130 ONG y organizaciones sociales con el objetivo de establecer una ley que pretendía obligar a las empresas transnacionales con sede en Suiza de cumplir los derechos humanos y estándares medio ambientales en sus actividades a nivel mundial. Se incluía el derecho de acceder al sistema judicial de Suiza para personas afectadas por las actividades de empresas suizas.

Lamentablemente, la mayoría de los cantones rechazaron esta propuesta, así que no entrará en vigencia, aunque el 50,7 por ciento de la población votó a favor del referéndum.

A pesar de estos resultados, las personas y organizaciones comprometidas decidieron seguir con la campaña de concientización. En este contexto, el sector minero, específicamente, las actividades de la empresa transnacional Glencore son parte crucial de la campaña. Entre otros, se está visibilizando la situación que se da en Cerro
de Pasco y en Espinar, sobre todo relacionado a la contaminación de los ríos y suelos y la intoxicación de la población local con metales pesados, así como la criminalización de las personas que hace casi cuatro décadas están exigiendo mejores condiciones de vida, atención médica y la consulta previa que les corresponde por ley, entre otros.

En el adelanto del documental, el cual fue grabado en los últimos años en Espinar, incluimos el testimonio del exalcalde de Espinar, Oscar Mollohuanca, quien se dirigió directamente a Suiza: «Les invocaría seguir en este empeño, difundiendo con mayor fuerza la problemática real de los comuneros y del medio ambiente en estos espacios que se están explotando, y de las injusticias que se cometen en el nombre del desarrollo».

También tuvimos la posibilidad de entrevistar a Melchora Uscca, quien vive en la comunidad Tintaya Marquiri, cerca de la zona de influencia de la empresa minera Antapaccay. En su testimonio se dirigió directamente a Glencore: «Dueños de las empresas grandes transnacionales, escúchenme por favor. Yo sufrí desde mi niñez. Mi padre trabajó hasta su muerte en la minería, pero mi pobre madre ni seguro ni renta vitalicia tiene. Por ser gente humilde, gente originaria, aquí no encontramos justicia. En todo el mundo, ¿Cuántos niños estarán sufriendo como nosotros aquí? ¿Cuántas madres estarán golpeadas?»

El estreno del documental está previsto para inicios del próximo año. El objetivo de su difusión también es plantear una demanda en el marco de los derechos humanos tanto en el Perú como también en Suiza. Desde mi punto de vista, las relaciones económicas en las cuales se está basando el sistema global solo son una nueva forma de explotación y colonialismo.

El norte global se está aprovechando de los recursos del llamado tercer mundo, mientras su estilo de vida es la razón principal de la destrucción de nuestro planeta. Una sociedad que está acabando con todo lo que necesita para vivir, no puede ser denominado ‘desarrollada’, sino de hecho es la más estúpida que podríamos imaginarnos. Si alguien tiene que aprender o ser desarrollado, somos nosotros que procedemos del norte. Los conocimientos y el estilo de vida de los pueblos originarios nos deberían servir como modelo para todos. No por idealismo, sino porque para los
seres humanos no hay otra forma de seguir viviendo en la tierra.

En este contexto, la colaboración periodística entre mi persona y Vidal Merma es la forma ideal para realizar una campaña de sensibilización en los dos países que son responsable de la situación que se da en Espinar: Suiza y el Perú.

Vidal Merma tiene una posición clara y contundente. Él ha declarado que la minería en el Perú y en cualquier parte del mundo contamina al medio ambiente, específicamente, en Espinar con más de 40 años de minería, donde solo ha traído dolor, sufrimiento, una muerte lenta, pero segura. Vidal Merma proviene de Espinar y regresó a su lugar de origen después de haber estudiado y trabajado en Lima por unos años. Al volver a su tierra natal se dio cuenta de la afectación a la salud por metales pesados, por lo que decidió permanecer en Espinar y dedicarse a difundir sobre los impactos de la minería. Por su laborar como periodista y defensor ha sido blanco de amenazas y agresiones.

AQUÍ, puedes ver el adelanto del documental

* Nicole Maron es una periodista y escritora suiza con enfoque en temáticas medio-ambientales y sociopolíticos como migración, (in)justicia global, descolonización y derechos humanos. Vive y trabaja en Bolivia y en el Perú desde el año 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.