Actualidad Informe Especial Noticias

#IndultoEsInsulto: Justicia y reparación para las mujeres esterilizadas

DHSF
Publicado por DHSF

Susi Sotalero
Área de Comunicación e Incidencia, DHSF

En el 2016 el presidente de la República Pedro Pablo Kuczynski asumió el compromiso de reparar a las víctimas de esterilizaciones forzadas, él indico: “mi gobierno reivindicará los derechos de todos. El Estado tiene una deuda histórica con estas mujeres, estos caso fueron realmente un crimen contra la humanidad, tenemos que recordar eso, y apoyar a esas mujeres con una compensación, que nunca realmente compensará lo que han perdido, ese programa estará en marcha desde el primer día de mi mandato”1, lamentablemente a más de un año de su gobierno, comprobamos una vez más que los candidatos se olvidan de sus compromisos al obtener el cargo.

Recordemos que luego de aprobado el procedimiento de inscripción el 6 de diciembre del 2015 bajo el mandato del ex presidente Ollanta Humala, el 2016 inició el Registro de Victimas de Esterilizaciones Forzadas (REVIESFO), registro administrativo creado con la finalidad de identificar el número de personas afectadas por las esterilizaciones forzadas producidas durante el período 1995 – 2001. Sin embargo la justicia para ellos y ellas parece ser imposible; más en este contexto político donde nuestro país, una vez más, está en manos del fujimorismo con la mayoría de parlamentarios dentro del congreso y quienes además niegan las esterilizaciones.

En la región de Cusco según el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a través del mencionado registro, durante el año 2016 se registraron en total 1321 personas esterilizadas, de las cuales 1263 son mujeres y 58 varones. Sólo en la región del Cusco hasta el 31 de octubre del año 2017 se registraron 1443 personas entre varones y mujeres (66 y 1377 respectivamente) y de la cifra global tenemos en la provincia de Chumbivilcas a 216 mujeres y 2 varones.
Si bien es cierto que las cifras registradas durante este año (17 nuevos registros) no se han incrementado en la misma medida en comparación al año pasado (201 registros), es evidente que todavía existen más víctimas de esterilizaciones forzadas.

Las cifras del REVIESFO no contemplan a todas las víctimas y prueba de ello es que la Asociación de Mujeres Afectadas por esterilizaciones Forzadas de la provincia de Chumbivilcas tiene empadronada a 280 personas de los cuales 218 están inscritas en el REVIESFO, 12 personas fueron rechazadas en el proceso de inscripción debido a que no cumplieron con uno de los requisitos, como la existencia de un documento médico que acredite la realización de la esterilización quirúrgica o un diagnóstico médico presuntivo que evidencie que se haya realizado una operación de anticoncepción quirúrgica, si no se cuenta con el primero, el diagnóstico presuntivo podrá realizarse al momento de la inscripción), quiere decir que 50 personas integrantes de la asociación aun no son parte del registro y eso nos lleva a preguntarnos respecto a ¿cuántas personas que no son parte de la asociación son víctimas y por vergüenza, miedo o desconocimiento aún no se han inscrito en el REVIESFO?

Tal es el caso de la provincia de Espinar, Paruro, la Convención y otras provincias que no aparecen dentro de la información manejada por el REVIESFO – Ministerio de Justicia, sin embargo Derechos Humanos sin Fronteras, que viene trabajando en las provincias Espinar y Paruro, tomó conocimiento con la presidenta de la organización de mujeres del distrito de Colcha Otilia Flores Yábar, quien también es víctima de esterilización Forzada, de la existencia de un grupo de afectadas que por vergüenza y falta de sensibilización no lo dicen. Colcha Otilia se apersonó ante la Dirección Distrital de Defensa Publica y Acceso a la Justicia de Cusco, institución a cargo del REVIESFO en la región, para que pueda haber una campaña itinerante de registro en la Provincia de Paruro, sin embargo este tipo de acciones deben ser realizadas cuando se cuente con un número mínimo de beneficiarios (20) que en la provincia de Paruro todavía no se ha logrado organizar.

Si bien en la provincia de Chumbivilcas se logró registrar un número importante de personas, Inés Condori Anaya presidenta de la organización de mujeres Afectadas por esterilizaciones Forzadas de la provincia manifiesta que: “El Ministerio de Justicia debe programar otra fecha más porque faltan registrarse muchas personas, pero esta vez que vayan comunidad por comunidad y que se sensibilice más”.

Las victimas un año más están a la espera de Justicia, verdad y reparación, al margen de las ideas y expresiones de personas particulares que niegan o cuestionan las esterilizaciones forzadas, lo cierto es que está probado que sí se realizaron esterilizaciones forzadas, en condiciones deplorables, bajo engaños, amenazas y en su mayoría a campesinos y campesinas de las zonas más pobres de nuestro país•

Autor

DHSF

DHSF