Lideresas de Cusco sobre caso de violación grupal: “No podemos permitir que se normalice la violencia de género”

Foto: El Comercio

Redacción DHSF

El último caso de violación grupal ocurrida en Lima ha despertado indignación en el país y también en nuestra región Cusco. No solo por el repudiable hecho, sino también por los mensajes difundidos en las redes sociales culpabilizando a la víctima. Incluso, el propio abogado de los 5 acusados trató de hacerlo.

La presidenta de las Defensorías Comunitarias Cusi Q’oyllor, Beatriz Rayán, expresó que muchas veces la víctima no encuentra justicia porque las autoridades no creen en su versión.

“Siempre (la gente) dice que (la mujer) no se ha cuidado, que no estaba temprano en su casa, que ella seguro le daba campo (al varón para que actúe de esa manera), eso dicen las autoridades. Por eso, no toman en cuenta las declaraciones de la víctima”, declaró.

Esta última denuncia de abuso sexual no es un caso aislado. La pandemia ha visibilizado la violencia de género hacia las mujeres y niñas, quienes ni en su propia casa están seguras.

En el distrito de Santo Tomás, provincia de Chumbivilcas, Beatriz Rayán es consciente de que las mujeres se enfrentan a un sistema machista donde hasta las instituciones del Estado se convierten en cómplices al no sancionar severamente a los agresores. Una muestra es la denuncia hecha por una enfermera del Hospital de Santo Tomás contra cuatro trabajadores por violación sexual. Desde que se conoció la noticia, Beatriz ha intentado recabar información para fiscalizar el actuar de las autoridades, pero el hermetismo es total.

“No me han dejado entrar al hospital (para hablar con la enfermera). En mesa de partes, no hay atención. Solo atienden por emergencia. Ni cuando digo que voy a atender a mi hijo, me dejan ingresar. Como organización social debemos hacer llegar un documento a la ministra de la Mujer para que nos escuche y sepa el riesgo en que se encuentran las mujeres. La policía debe actuar de manera más drástica y rápida y también todas las autoridades”, precisó la lideresa.

La integrante de la Asociación de Mujeres Defensoras del Territorio y Cultura K’ana, Elsa Merma, también considera que la cultura machista es el principal problema social de nuestro país, el cual tiene una estrecha relación con la desigualdad entre hombres y mujeres y la violencia de género.

“¿Acaso las mujeres cuando estamos tomando y (vemos) a los varones en la calle, nosotras los violamos?”, expuso la lideresa en relación a la declaración del abogado de los involucrados en la violación grupal, quien dijo para justificar el abuso sexual que “a la señorita (a la víctima) le gustaba la vida social”.

“Cómo es posible que haya gente que defienda (la violación sexual) y cómo los profesionales se prestan para esas cosas. Las mujeres debemos expresar nuestra indignación y llegar a nivel nacional. No podemos permitir que esto vuelva a pasar”, continuó declarando Elsa Merma.

De acuerdo a información del portal del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, de enero a marzo, se registró más de 4 mil casos de violencia sexual en el Perú.

El mes pasado en nuestra región, a través de los medios de comunicación, se difundió el caso de una ciudadana, de 54 años, en Poroy, quien tuvo que pasar por tres cirugías debido a las heridas y lesiones causadas por la violación grupal. Esta es una de las tantas denuncias de abuso sexual conocidas en Cusco y no se descarta que haya más casos cuyas víctimas se mantienen en el anonimato.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.