Reinicio del diálogo en Espinar debe garantizar la atención a las múltiples demandas que genera la actividad minera.

Por: Blga. Karem Luque/ DHSF

El presidente Pedro Castillo en su mensaje a la nación del pasado 28 de julio señaló que: “Nuestro país tiene grandes retos en materia ambiental. En este campo tenemos que crear instrumentos estratégicos para la gestión moderna de los recursos ambientales como el Plan de Acción de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica, el Plan Nacional de Aplicación del Convenio de Estocolmo y el de Metales Pesados, Metaloides y Sustancias Químicas Tóxicas, entre otros”. Dicho mensaje lleno de esperanza a los más de 10 millones de peruanos y peruanas que se encuentran en situación de riesgo por la exposición de metales, metaloides y otras sustancias químicas tóxicas, según datos del MINSA. Dentro de esta cifra obviamente se encuentran las comunidades y pobladores de la provincia de Espinar, ciudadanos/as que esperan atención a su salud por la presencia de tóxicos en su organismo.

Y es que, el reconocimiento de la problemática ambiental y de salud en contextos extractivos se ha evidenciado desde hace casi 10 años en la provincia de Espinar, sin embargo, a pesar de las evidencias no se han implementado acciones concretas para atender esta situación. Es así que, el pasado sábado 11 de setiembre se espero con mucha expectativa el arribo del premier Guido Bellido a la nación K’ana para responder a las múltiples demandas que se vienen arrastrando desde hace décadas, entre ellas, retomar los espacios de diálogo que quedaron suspendidos debido a la pandemia y al cambio de gobierno.

Reinstalación de los espacios de diálogo en Espinar

Para entender un poco el contexto actual en Espinar es necesario mencionar que existen hasta 4 procesos de diálogo que se han generado a partir de la presencia de la actividad minera actualmente a cargo de la transnacional Glencore, las mismas que son:

  1. El primer espacio es el proceso encaminado por las 11 comunidades del área de influencia directa de los proyectos mineros Tintaya y Antapaccay, las cuales han propuesto el cumplimiento de la R.M. 174 – 2020[1] y con ello dar una solución a los problemas ambientales generados por la actividad minera; asimismo, solicitan la creación del canon comunal, así como la implementación de un fondo de emergencia social para proyectos de desarrollo desde el Estado y la empresa minera, finalmente, al cumplirse todo ello, se podrá continuar con el proceso de consulta previa para el inicio de operaciones del proyecto minero Coroccohuayco.
  2. El segundo espacio es donde participan las comunidades de Huini Coroccohuayco y Paccopata, quienes exigen que en el marco de la R.M. 174 – 2020 se reconozcan y reparen los daños generados en etapa de exploración del proyecto Coroccohuayco por parte de Glencore, etapa que ya habría generado la afectación de más de 40 fuentes de agua, mortandad de animales, impactos culturales, sociales y económicos que no quieren ser incluidos en el informe del plan de reparaciones; asimismo, ambas comunidades por ser área de influencia directa y donde se ubicarán los tajos, consideran que el proceso de consulta previa del proyecto Coroccohuayco debe darse a la Modificatoria del Estudio de Impacto Ambiental – MEIA, algo que ni el Estado y la empresa mineran quieren reconocer.
  3. El tercer espacio es el solicitado por las comunidades originarias de Pallpata, Pichigua, Alto Pichigua, Ocoruro y Condoroma[1], las comunidades de estos 5 distritos piden ser incluidas en el proceso de consulta previa, libre e informada del proyecto minero Antapaccay – Expansión Tintaya – Integración Coroccohuayco, estas comunidades sustentan sus pedidos con evidencia técnica que dan cuenta del riesgo de contaminación ambiental a través de material particulado (polvo), contaminación de agua, entre otros impactos que no están siendo reconocidos dentro de la MEIA, este instrumento de gestión ambiental da cuenta de los impactos a desarrollarse durante los próximos 20 años en sus territorios.
  4. Finalmente, el cuarto espacio es el de la Mesa de diálogo para el desarrollo sostenible de la provincia de Espinar con R.M. 032–2021/PCM, es un proceso que no termina por concluir con acciones concretas para atender la problemática socio ambiental de la provincia, muestra de ello es que este espacio se generó desde el 2013 y debieran aterrizar en un plan de acción ambiental y sanitario además de un programa de inversión. Actualmente, esta mesa de diálogo provincial plantea 6 subgrupos de trabajo[2]: a) Inversiones y Desarrollo de la provincia; b) Salud y metales pesados, Contaminación ambiental y Proyectos de inversión en Saneamiento; c) Reformulación del Convenio Marco; d) Corredor Minero; e) Justicia y Derechos Humanos y; f) Proyecto minero Integración Coroccohuayco[3].

Con todos estos procesos de diálogo no resueltos la población en Espinar estuvo a la expectativa de la llegada del primer ministro Guido Bellido, las reuniones previamente pactadas se mostraban tensas desde tempranas horas, puesto que se estaban restringiendo la participación de la población y las comunidades afectadas. Al finalizar la reunión se contó con tres actas firmadas de manera diferenciada; una con las 11 comunidades, otra con el alcalde provincial y una final con el pueblo de Espinar (acta firmada en la plaza de armas), un compromiso de reinstalar la mesa de dialogo provincial, una reestructuración del plan de consulta previa, y  evaluar una propuesta para implementar el plan de reparaciones.

En ese sentido nos preguntamos ¿Qué espacios y qué problemáticas se están reconociendo? ¿Algunas son más urgentes que otras? El actual escenario en Espinar pareciera tener una complejidad en su resolución, aunque todas ellas mantienen en su discurso a un actor que no se asoma: la empresa minera Glencore Antapaccay. Así también, los mensajes en torno a las preocupaciones de la mayoria de espacios de diálogo van relacionadas en 3 aspectos claves: Impactos ambientales y a la salud humana, reparación de daños por la actividad de explotación y la aplicación de la consulta previa libre e informada.

Finalmente, creemos que es necesario poner orden a todos estos espacios diferenciados de diálogo, cumplir con los acuerdos firmados para recuperar la confianza de la población que esta cansada de asistir cada cierto tiempo a reuniones y firmar actas que simplemente no se cumplen. Luego de 40 años de actividad minera en Espinar se espera que la promesa del ansiado desarrollo llegue de verdad y no a cuenta gotas y, para ello es importante que sus autoridades locales, representantes sociales, empresa minera, y todos los actores deban unificar esfuerzos y no dispersar recursos, como por ejemplo proponer un plan integral de atención a las diversas agendas de Espinar, o atender los impactos ambientales y a la salud humana en la que viven cientos de pobladores y que hasta ahora no recibe ningún tratamiento efectivo.

Urge una primera dosis de reactivación de compromisos reales, la tercera ola puede venir acompañada de conflictos sociales si el Ejecutivo solo viene a firmar actas.


[1] Resolución que conforma el Grupo de Trabajo denominado “Comisión Multisectorial encargada de evaluar los posibles desafíos en el ámbito de las comunidades originarias de Huano Huano, Huini Coroccohuayco, Pacopata, Alto Huancané, Huancane Bajo, Tintaya Marquiri, Alto Huarca, Cala Cala, Huarca, Suero y Cama, Huisa Ccollana, Huisa y Anta Ccollana de la provincia de Espinar, departamento de Cusco, y el plan de reparaciones que corresponda de ser necesario”.

[2] Comunidades de la margen derecha del río salado que están distribuidas dentro de los 5 distritos descritos y que se encuentran cercanas al proyecto Coroccohuayco.

[3] A través de la R.M. 121-2021-PCM se ha modificado el artículo 5 sobre los subgrupos de trabajo y el artículo 2 sobre la vigencia de estos subgrupos de trabajo sostenidos en la R.M. 032–2021/PCM.

[4] El detalle de los objetivos y coordinadores por subgrupo se encuentra disponible en el siguiente enlace: https://www.gob.pe/institucion/pcm/normas-legales/1944228-121-2021-pcm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.